Historia

En 1964, se concretó la idea de nuestro fundador, Pbro. Eugenio Villegas Giraldo: “Dar educación cristiana a los hijos de Envigado, en un ambiente a la altura de las exigencias de cada momento”. El sueño se materializó con el kínder, donde las clases se orientaban en los bajos del Colegio San Marcos, donde actualmente está la cripta. El colegio inició con dos grupos pequeños de niños, que se recogían puerta a puerta en los pocos barrios aledaños a la parroquia.

Un piso rústico, unos salones en obra negra y unas mesas prestadas, fueron los elementos con que los primeros san marquistas se encontraron, y así dieron inicio a dos grandes proyectos: El colegio de niñas La Inmaculada y el colegio de varones San Marcos, los cuales fueron integrados en 1974 como Unidad Educativa San Marcos.

Han pasado los años y el entusiasmo sigue vivo, posibilitando que la Institución de respuesta a las necesidades y exigencias de cada época y que continúe proyectando una labor social que beneficie a los distintos sectores de la Ciudad, tal como lo propuso nuestro fundador.

Hoy, somos una Institución Educativa con reconocimiento social por la calidad de nuestra formación y la integralidad de una propuesta formativa coherente con la misión institucional.

UNESAM avanza optimista, aceptando el reto que significa educar en valores y responder a las expectativas de la iglesia, la patria, la familia y la sociedad, contribuyendo a la construcción de un futuro mejor y más cristiano.

Nuestra Institución

Contribuimos a la formación humana integral de niños y jóvenes, a través de una propuesta pedagógica fundamentada en los valores, principios y virtudes de la escuela católica.

Para el año 2026, la Unidad Educativa San Marcos, será un referente en el Área Metropolitana en la formación integral humana, basada en valores católicos que formen desde y en la ética profesional, fundamentada en la exigencia académica, el énfasis en inglés, el desarrollo de la investigación. La Institución se proyecta hacia la implementación de la media técnica, respondiendo a las demandas del contexto actual y el mercado laboral, todo ello partiendo de la alta cualificación docente, la cual será la base para alcanzar los objetivos planteados.

  • El hombre es el lugar de los valores
  • Las experiencias de la vida del individuo, se deben fundamentar en bases éticas y morales.
  • La educación, debe propender por la formación de un ser íntegro e identificado consigo mismo.
  • Potencializar la capacidad de integrar los diferentes saberes en contexto.
  • Educar manifestando en todo momento actitudes humanizantes.
  • Consolidar valores de responsabilidad, respeto, tolerancia, solidaridad y participación.
  • Formar un hombre nuevo, a partir de la acción de Dios.
  • Perfilar al ser humano, como agente de cambio permanente dentro de los esquemas sociales que afectan la convivencia, la justicia y la paz.
  • El tejido social de su comunidad educativa y su entorno social, puede transformarse a través de acciones cívicas y éticas.
  • La educación evangelizadora asume y completa la noción de educación liberadora porque, contribuye a la conversión del hombre.
  • La educación impartida, debe humanizar y personalizar, integrar al hombre con la cultura, permitiéndole ejercer una función participativa y fraterna.
  • Formar personalidades sólidas, capaces de proyectar la caridad cristiana y el sacrificio como fruto del esfuerzo, la honestidad, el mérito y la sana competencia.
  • En UNESAM, se actúa desde el hombre y con él, reconociéndolo como sujeto de su proceso de aprendizaje.
  • Los educadores, son guías y orientadores en el proceso educativo.
  • El Colegio promueve valores que se enmarcan en tres principios irrenunciables que definen los perfiles Sanmarquistas: Caridad, Dignidad y Sacrificio.
  • Respeto
  • Responsabilidad
  • Disciplina
  • Academia 
  • Espiritualidad y fe
  • Autonomía
  • Constancia
  • Sentido de pertenencia
  • Paz
  • Tolerancia
  • Honestidad
  • Humildad
  • Solidaridad

En la Unidad Educativa San Marcos brindamos una formación integral bajo los principios de la Escuela Católica, asumiendo la disciplina, la academia, el respeto y la vida espiritual como pilares de la propuesta pedagógica institucional, teniendo en cuenta las diferencias individuales para asumir los retos del medio y el mundo contemporáneo.

Para lograrlo, nos basamos en la evaluación permanente de los procesos y el servicio, el fortalecimiento de las competencias del personal, el manejo eficiente de los recursos disponibles y la generación de condiciones apropiadas de trabajo.

Manual de Convivencia Institucional

Conoce nuestro Manual de Convivencia Institucional 2022 – 2026, haciendo clic aquí.

Pilares de nuestro Proyecto Pedagógico

Que el alumno, consciente de su bautismo, alcance una relación personal de amor con Dios Padre, viva en la fe en Jesucristo que le amó y se entregó por Él, y animado por el Espíritu Santo, oriente todas sus actitudes y opciones desde esta relación de amor.

  • Fundamentando un sólido Plan de Pastoral.
  • Acercando a nuestros estudiantes a su ser interior y a Jesucristo, para que el respeto propio y por el otro sea la guía de su actuar.
  • Haciendo vida entre nosotros el anuncio y vigencia de la Buena Nueva del Evangelio.

Que el alumno viva la madurez de acuerdo con su edad, expresada en la coherencia entre lo que es, lo que cree y lo que hace, formando así una conciencia recta y logrando su plena libertad mediante la dirección de la razón (iluminada por la fe) y la voluntad sobre su actuar, sobre sus pasiones y sentimientos, en la verdad y el amor.

  • Consolidando un Plan de virtudes que se hagan vida, en los ámbitos familiar, escolar y social, a través de distintos planes y proyectos.
  • Fomentando los valores propios de los Sanmarquistas, quienes se caracterizan especialmente por la vivencia de la caridad, la dignidad y el sacrificio.
  • Haciendo de la persona, con todas sus potencialidades, particularidades y oportunidades de desarrollo, el centro de nuestra propuesta formativa.

Que el alumno forme una clara y sólida estructura mental, habituándose a un pensar disciplinado orgánico que le permita expresarse con precisión y claridad, adquirir un sentido de lo esencial y la jerarquía de valores, y emitir juicios personales rectos y prudentes.

  • Desarrollando un Plan de Estudios que responda a las exigencias propias de la escuela del Siglo XXI.
  • Fomentando las mejores prácticas de enseñanza, mediante una didáctica y metodología renovadas y pertinentes, que posibiliten el aprendizaje significativo, basado en proyectos y en la solución de problemas.
  • Implementando la evaluación formativa y la disciplina positiva, entre nuestros educandos, para lograr en el mediano y largo plazo un aprendizaje automotivado y autodirigido.

Que el alumno forje una personalidad y corazón de apóstol celoso y consciente del sentido de su misión; y que viva y actúe como enviado por Cristo a extender su Reino en su medio ambiente y en comunión eclesial, a través del testimonio, la oración y acciones concretas.

  • Proyectando lo mejor de la formación personal de cada uno, en el grupo familiar, escolar y social.
  • Haciendo vida los lineamientos de la Doctrina Social de la Iglesia Católica.
  • Formando en la solidaridad, el compartir, la ayuda mutua y el trabajo colaborativo.
  • Formando en la responsabilidad social.

Nuestra oferta educativa

Modelo Pedagógico Arquidiocesano

Estudia con nosotros

Regístrate

A problem was detected in the following Form. Submitting it could result in errors. Please contact the site administrator.
Diseño y desarrollo por Gulupa Digital © 2022